Cómo enseñar a tu conejito a que utilice la esquinera




Cómo enseñar a tu conejito a que utilice la esquinera

¡Hola amigoneji! Me escriben muchas maminejas y papinejos preocupadas porque su conejito no hace pipí ni caquitas en la esquinera. A veces también porque están a punto de empezar a vivir con un conejo y no saben si va a ser posible que se eduque en este sentido. Así que voy a intentar explicarte cómo enseñar a tu conejo a que utilice la esquinera para hacer sus necesidades.

¿Se les puede enseñar? La respuesta a esto es clara y optimista: sí que se puede enseñar. Además, a los conejos es relativamente fácil enseñarles porque suelen hacer sus necesidades en el mismo sitio, así que la clave va a ser que asocien el olor al sitio.

¿Cómo hago para que haga pipí en la esquinera?

Tanto si el conejo es gazapito como si es adulto, deberás recoger con un papel absorbente (tipo pañuelo o servilleta) el pipí que haya hecho en el suelo y ponerlo en la esquinera donde quieres que haga sus necesidades. De esta manera lo que vamos a hacer es que se concentre el olor -recuerda que para ellos el olor es súper importante- en un mismo sitio y que asocien así el olor del pipí al sitio. Es importante que el sustrato o lecho sólo esté en la esquinera.

Tendrás que repetir tantas veces como sea necesario. Pipí fuera del sitio, lo recoges con papel y lo colocas en la esquinera. No hace falta que dejes una colección de papelitos con el pipí, puedes ir quitando los más antiguos. En principio esto debería ir funcionando y se iría eliminando el comportamiento no deseado de que lo haga en cualquier parte.

Con las cacas tendrás que hacer lo mismo. Recogerlas y ponerlas en la esquinera.

¿Está castrado?

Esta es (casi) la primera pregunta que suelo hacer cuando me comentan que no hay manera de educar con el tema de la esquinera. Los conejos cuando alcanzan la madurez sexual comienzan a marcar territorio a través de la orina y de las cacas.

Por eso es frecuente observar distintos pipís cerca de donde estamos nosotros, o cerca de otro conejito que haya por casa. También puedes sufrir que te haga el pipí encima o te deje una montañita de cacas en tu regazo o en la cama, por ejemplo. Aunque pueda parecer un gesto de amor por querer compartir este tesoro, al final está diciendo «eres mío».

Con la castración y pasado un tiempo prudencial, esto debería ir disminuyendo. Aunque también puede haber comportamiento de marcaje ante una nueva situación: un nuevo habitante en casa o un cambio de piso, por ejemplo.

Trucos que pueden ayudarte

  • Si notas que el conejito ya ha elegido un sitio donde hacer el pipí, te recomiendo que sea ahí donde coloques la esquinera. Aprovecha que ya ha decidido un sitio y así evitas que lo siga haciendo fuera.
  • Añade otra esquinera si hace falta en otro sitio de la casa.
  • Puede aprender a usar la esquinera, pero cuando madure sexualmente, puede que pierda ese comportamiento y empiece a marcar con el pis y la caca. Así que te recomiendo la castración por ese motivo y sobre todo por salud, te dejo aquí más info.
  • Una duda frecuente es que las cacas las dispersa por varios sitios. Hay que tener en cuenta que a veces al salir de la esquinera, elevan las patitas de atrás y con ello tiran cacas fuera. A veces se les engancha alguna al pelito y la dejan por ahí suelta…o a veces simplemente les cuesta más ir hasta la bandejita a hacer caca. Mi recomendación es que vayas recogiéndolas y poniéndolas en el mismo sitio. Si hace falta, añade otra bandeja en un sitio más cercano a donde suela pasar rato.
  • Si la esquinera está muy llena es probable que decida hacerlo fuera, así que límpiala con frecuencia.
  • Es posible que después de un tiempo de haber utilizado bien la esquinera deje de hacerlo, sin saber bien porqué. Entonces, será momento de armarte de paciencia y volver a empezar. Si lo hace muy frecuentemente yo consultaría al veterinario para descartar algún posible problema de salud.

 

¡Espero haberte ayudado y que consigas que tu conejito haga pis en la esquinera! Déjame en comentarios si para ti fue fácil enseñarle o si todavía andas con el entrenamiento…¡Un besinejo!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *