Cómo enseñar a tu conejo a usar la caja de arena – De Conejos




Cómo enseñar a tu conejo a usar la caja de arena – De Conejos 🐰

¿Sabes que tu conejo puede aprender a usar una caja de arena? Si le enseñas, será más fácil y cómoda su higiene y no verás sucia su jaula cada día. ¡Ambos seréis más felices!

Por naturaleza los conejos eligen un único lugar para hacer sus necesidades (y por norma general este lugar será una esquina), así que una vez hayas comprado la caja de arena (las de gato sirven), colócala en una de las esquinas de la jaula, bien sujeta para que no se desplace cuando el conejo corra por ella. También puedes situarla en la esquina de la habitación que más frecuente tu mascota.

A continuación llenarás la caja con arena para conejos o gatos (¡también puedes utilizar pellets de madera, que encontrarás en tiendas como Bricomart por poco dinero!). Las dos opciones son ecológicas y desechables en la basura orgánica. Dado que estos adorables animales mordisquean y tragan parte del lecho, debes tener mucho cuidado con esto. Prohibido utilizar arenas de arcilla o gel de sílice que pueda ocasionar desde una oclusión intestinal a la muerte del pequeño/a.

Una vez lista, teniendo en cuenta que los conejos no aprenden a usarla tan rápidamente como los gatos, comenzará la acción:

1. Deja el pienso de tu conejo o un buen puñado de heno cerca de la caja de arena.
2. La próxima vez que haga sus necesidades, recógelas y colócalas en la caja. Termina con el rastro de olor que haya dejado ya que podrá incitarle a hacer sus cosas, de nuevo, en ese mismo lugar.
3. Espera a que vuelva a defecar u orinar y en caso de que su olfato no le lleve a la caja, no te preocupes, sigue pendiente y en cuanto le veas hacer el gesto de hacer sus necesidades, llévale a la caja con delicadeza.

En un par de días tu conejo deberá haberse acostumbrado a ella. Desde ese momento, deberás limpiar la misma cada dos días, pues los conejos son muy limpios y se niegan a usarla si no lo está. Además, no es difícil que tu conejo se ponga a dormir en ella de vez en cuando, por lo que mantenerla limpia es una importante obligación.

¿Te ha servido este artículo? ¡Compártelo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *